Conoce los Tipos de Siesta y sus Efectos

Conoce los Tipos de Siesta y sus Efectos
25/02/2019
Antes de comprar colchones online, una de las primeras cosas que has de plantearte es el tipo de uso que le vas a dar al que adquieras: si va a ser en el que descanses cada noche, si lo usarás de manera casual, si vas a dormir la siesta en él o no... Si esa es tu intención y para que conozcas un poco más el tema, en este post veremos cuáles son los tipos de siesta que existen y sus efectos en el organismo. 

Efectos en el descanso


Está demostrado que dormir la siesta acarrea múltiples beneficios para la salud: beneficios cognitivos, sensación de descanso y relajación, mejora de la memoria, aumento en el rendimiento...

No obstante, los excesos nunca son buenos. Recientes estudios han llegado a la conclusión de que prolongarla demasiado puede conllevar el desarrollo de un síndrome metabólico. Para evitarlo, conocer la duración ideal puede suponer un incremento en la calidad del descanso: 

- 30 minutos: el máximo que se debe dormir para no llegar al sueño profundo y evitar la alteración del nocturno, así como la sensación de aturdimiento y malestar.

- 60 minutos: llegar a la hora asegura un despertar con sensación de atontamiento. No obstante, ayuda asimismo a incrementar el estado de alerta hasta pasadas las 10 horas. 

- 90 minutos: el organismo entra en fase REM, restaurando el sueño perdido, recuperando la memoria y despejando la mente. Y, al contrario de lo que se pueda pensar, conlleva un despertar más rápido que la siesta de 1 hora. 

Tipos de siesta


1. Habitual


Es la que haces todos los días más o menos a la misma hora. Seguir este hábito a diario supone, a la larga, una reducción de la fatiga y un incremento de la agudeza mental. 

2. Programada


Está indicada para aquellos días en los que pretendes trasnochar y quieres evitar el cansancio posterior. Es una siesta planeada con antelación, no siendo necesario sentir cansancio para efectuarla. 

3. Energizante


Es la más corta de todas. Su eficacia radica en que dura lo suficiente (unos 10 minutos) como para mejorar la productividad y la concentración. Una siesta algo más larga, de unos 20 minutos, hace efectivas estas mejoras tan solo media hora después de haberla tomado. 

4. La de emergencia


Está recomendada en momentos puntuales en los que es muy difícil no sucumbir al cansancio y acabar cerrando los ojos. Antes de actividades como la conducción es necesaria para permanecer alerta, evitando accidentes de tráfico vinculados a la privación del sueño. 

Aunque cada persona es un mundo y puede responder mejor a un tipo de siesta que a otras, lo importante es conocerlas todas y no olvidar que son complementarias, nunca sustitutivas de las horas de sueño nocturnas. Ahora que ya conoces estas claves, no lo dudes más y decídete a comprar colchones online con total tranquilidad. 
Conoce los Tipos de Siesta y sus Efectos
Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload