Trucos para no pasar Frío en la Cama

Trucos para no pasar Frío en la Cama
18/01/2019
A la hora de tener un descanso profundo son varios los factores que influyen: comodidad, silencio, oscuridad... Pero en invierno tenemos que contar con un elemento más: el frío. A nadie le apetece dormir con esa sensación en el cuerpo, y suele ser una de las causas más comunes del mal descanso en épocas invernales. Para evitarlo existen distintas opciones para combatir el frío nocturno sin apenas esfuerzo. ¿Quieres saber de qué se trata? Sigue leyendo.

Consejos útiles contra el frío en la cama


1. Apuesta por textiles cálidos


Lana, terciopelo, tejidos de punto... las opciones son casi ilimitadas. Al contrario de lo que pueda parecer, estos tejidos han evolucionado mucho y nada tienen que ver con la imagen pesada y antigua que anteriormente se tenía de ellos. Por ejemplo, ahora existen unas piezas textiles llamadas plaids que puedes incorporar a los pies de tu cama y aportar un extra de calidez. Son una especie de mantas ligeras pero muy útiles, ya que calientan lo mismo que una manta gruesa o de pelo. Y si tienes demasiado calor, basta con plegarlas a los pies de la cama, darán un toque sofisticado y estético a la estancia. 

2. Nórdico y manta, tus mayores aliados


Para alcanzar el máximo confort esta combinación no puede faltar en cualquier dormitorio. Los nórdicos consiguen hacer que el cuerpo entre en calor rápidamente, mientras que las mantas son perfectas para aumentar la sensación de calidez y bienestar sin la pesadez del primero. Puedes optar por emplear un nórdico fino y una manta ligera; con ellos el buen descanso está asegurado durante las noches de invierno.

3. La importancia del equipo de descanso


Los equipos de descanso son cruciales, ya que pueden resultar determinantes en la protección contra el frío. Existen colchones climáticos que se adaptan a aquellos reacios a las bajas temperaturas. Con esta regulación de temperatura no solo conseguirás descansar mejor en invierno, sino que también podrás conciliar el sueño en las calurosas noches de verano. El material en el que está realizado el colchón influye mucho en la temperatura ideal, siendo los colchones viscoelásticos, los de gel y los colchones de látex los mejor valorados por su adecuación. 

4. Otros elementos que ayudan


Por último, no olvides incorporar a tu habitación otras piezas como las cortinas o las alfombras. Mientras que las primeras reducen la entrada de frío desde las ventanas, las segundas disminuyen esa sensación cada vez que tengas que subir o bajar de la cama. 

El descanso es un aspecto fundamental en la salud y, como ocurre en otros ámbitos, hay que tener especial precaución en determinadas épocas del año. Esperamos que con estos consejos consigas mejorar tu descanso y alcances una mayor sensación de bienestar.

Trucos para no pasar Frío en la Cama
Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload