Hay algo de lo que ninguna persona puede nunca escapar: las pesadillas. Son muchas sus causas y sus formas, y la información que hay sobre las mismas no es demasiado conocida. Nosotros, al dedicarnos a la venta de colchones online, conocemos perfectamente que este es un problema que afecta a muchas personas. Por eso queríamos profundizar en él.
 

Todo sobre las pesadillas

 
Una pesadilla sería, principalmente, un sueño en el que la ansiedad está presente. Es decir, en lugar de relajarnos nos produciría una situación de estrés, con todos los síntomas físicos propios de estos episodios.
 
Se producen durante la fase REM del sueño, aquella en la que tu consciencia se ve más disminuida y controla mucho menos lo que sucede.
 
Son varias las causas que puede haber detrás de ellas, a saber:
 
Depresión o insomnio. Se trata de trastornos psicológicos que, generalmente, pueden producir perturbaciones bastante graves en el sueño.
 
Problemas personales. Pequeños traumas o pensamientos obsesivos acerca de algún problema que tengas. Una muerte, una preocupación cercana, etc.
 
Períodos prolongados de estrés. Evidentemente, toda esa tensión va a permanecer durante las noches en tu consciencia.
 
Mala higiene en el sueño. Seguramente, el motivo más sencillo de solucionar. Aquí entrarían varios factores. Desde tener un colchón muy gastado, hasta irte a dormir después de haber cenado demasiado.
 
¿Qué puedes hacer si estás teniendo una mala noche? Muy fácil. Lo principal es relajarte. Por ejemplo, preparándote una infusión. Puedes probar a encender algo de incienso o a leer un poco. La idea es que trates de desconectar de los pensamientos recurrentes que te estén persiguiendo en esos momentos. Entrar en otro estado mucho más relajado y, por fin, desconectar.
 
Para terminar con las pesadillas generalmente tienes que eliminar esos focos de ansiedad o de estrés. En el caso de los sueños recurrentes (es decir, los que se repiten de manera idéntica noche tras noche) tienes que eliminarlos a través de solventar el problema que se había generado.
 
En el caso de pesadillas puntuales, una buena higiene del sueño puede ser suficiente.
 

Buenos colchones baratos contra las pesadillas

 
Aquí algunas recomendaciones para mejorar la higiene del sueño.
 
Un buen colchón. Reposar el cuerpo es fundamental. Las tensiones musculares pueden producirte pesadillas muy fácilmente.
 
Una cena ligera. Y acuéstate siempre tres horas después de haberla comido. De esta forma tu estómago no seguirá digiriéndola.
 
Buena postura y horarios. Ambos son elementos esenciales para garantizar que tu cuerpo pueda descansar adecuadamente durante las horas de sueño.
 
En conclusión, para evitar las pesadillas tienes que tener muy buena higiene nocturna. Para ello, puedes encontrar una amplia variedad de colchones online que se amolden adecuadamente a tu cuerpo y que te ofrezcan la comodidad que necesitas.